Reflexión sobre Babel

Reflexión sobre la inconformidad social y la torre de Babel

Por Ing. J Julio Díaz Reyes

“La verdadera profesión del ser humano es encontrar el camino hacia sí mismo”
Hermann Hesse

Reflexionar sobre la situación social en nuestro México, nos orienta hacia el tema sociopolítico, actualmente los medios nacionales tradicionales, han sufrido vertiginosa evolución con la aparición de la redes sociales.  Últimamente se habla de “ratings” castigados, al grado de llegar a la confrontación y desesperación económica desde el punto de vista mercadológico. Es decir, que, esto ha trastocado la cultura periodística sobre todo en el tema político, pues ha afectado el usufructo de las tan apreciadas primicias a ocho columnas.

Situación que nace a raíz de la inconformidad con un régimen de gobierno cínico, que ha mentido y saqueado al país por 30 años, corrompiendo a las nuevas generaciones con una educación desequilibrada,  al grado de robar hidrocarburos siendo éstos, bienes nacionales. Matar a los propios mexicanos y depositarlos en fosas clandestinas o promover la cultura del consumo de drogas y estupefacientes sintéticos. Aparecimiento de carteles para el tráfico de droga y trata de personas. Desapariciones masivas y miles de muertos a consecuencia de una guerra fallida.

Pero cuando la sociedad cansada se determinó por un cambio democrático, comienza la embestida de los detractores políticos, ayudados por la complicidad de una prensa “chayotera” que facilita la confusión, provocada por la deshonestidad, por la corrupción y por la impunidad. Aflora entonces otro fenómeno conocido como,

El Transfuguismo Político. Ahora que está de moda se han multiplicado los casos de inconformismo político, haciendo más difícil la transformación social. Estoy de acuerdo en el derecho de cambiar de partido, sin embargo, ideológicamente es un acto de traición a su propia convicción, en el sentido de pertenencia y de identidad al partido que sea. Reflexionar en quien este inconforme con las directrices de su partido, debería pensar en que sería más digno, dar la pelea desde adentro.

Reflexionar este texto “en el juego de las traiciones y simulaciones es consustancial a la hora de hacer política. El transfuguismo plantea un debate desde la filosofía: si es aceptable o no permitir las traiciones en el marco de la libertad política. Por un lado, al tránsfuga se le asocia con los aspectos más negativos de la naturaleza humana: traición, deslealtad, codicia, oportunismo, avaricia, doblez. Por el otro lado, la conducta tránsfuga puede ser una virtud cívica del buen republicano: romper y oponerse al grupo del poder para promover el cambio político. Esto es: hay tránsfuga que ” no son tan malos” y que forman parte del cambio democrático de un país” (Rubio Llorente 1993, 13; García Roca 1995, 77 y ss.).

Desde el plano de la teoría política el debate del transfuguismo plantea reflexiones en torno al mandato representativo (Tomás Mallén 2002, 81 y ss.), en tanto que los electores pretenden que el sujeto que eligieron y que, por tanto, debe velar por sus intereses para hacer funcionar el sistema de gobierno, necesita de la “disciplina partidista” (Sartori 1996) que cohesione y le dé viabilidad al plan de gobierno. Pero, además, la relevancia de los partidos y la necesidad de construir una clase política leal al mandato ideológico que representan, hace necesario tomar una posición en torno al transfuguismo electoral retribuido, es decir, aquel que resulta inaceptable socialmente porque divide deliberadamente la vida interna partidista, promueve el bandolerismo, fragmenta la base electoral, desplaza a los militantes leales y provoca indefiniciones políticas que afectan la relación de confianza y credibilidad entre electores-partidos. (https://revistas.juridicas.unam.mx/index.php/cuestiones-constitucionales/article/view/5886/7816)

Comprendo que la inconformidad es el motor humano que hace que progresemos, y que la conformidad absoluta es equivalente a la muerte, pero no es justo imponer los ideales de vida propios sobre el otro y tratar que haga las cosas en un tiempo que no necesariamente es el suyo. Aflora en todo esto la inconformidad humana. Hombres y mujeres desearían cambiar sus sexos, el pobre desearía ser rico, el peatón desearía una bicicleta, quien tiene auto desearía un helicóptero, los blancos desearían ser negros, los gordos desearían ser delgados, los ciudadanos critican a los funcionarios, los aficionados insultan a los jugadores, los hijos se oponen a sus padres, Diputados contra Diputados, Senadores contra Senadores, Servidores Públicos que no quieren servir. Y poco o nada hacemos por el necesitado.

Reflexionemos y válgame comparar con la Torre de Babel a nuestra realidad social, a mi parecer, la fábula que relata el orgullo y soberbia del hombre y de un Dios iracundo, tal vez vengativo. Esta edificación clave en la Biblia, lo es también para el inicio de la difusión de lenguas en medio de un mar de confusión y el fenómeno llamado comunicación. La tradición cuenta que en un principio sobre la Tierra, sólo se hablaba un único idioma, entendiendo que éste era de carácter universal. Los hombres habían emigrado a Oriente, encontrando la llanura de Senaar, estableciéndose ahí. Fue entonces cuando empezaron a planear la edificación de una ciudad y de una torre que fuera muy alta, que pudiera tocar el cielo y que los hiciera famosos…. Yahvé, el dios de los hombres terrenales y creador del universo, descendió a Senaar; parecía estar muy enojado. Observó la torre aún sin terminar y dijo: “He aquí que todos forman un solo pueblo y todos hablan una misma lengua, siendo este el principio de sus empresas. Nada les impedirá que lleven a cabo todo lo que se propongan. Pues bien, descendamos y allí mismo confundamos su lenguaje, de modo que no se entiendan los unos con los otros”.

Reflexionemos la conducta social actual, exigimos nuestros derechos humanos consagrados en la constitución, pero hacemos caso omiso de nuestras obligaciones. Hay personas que necesitan ser valoradas por lo que tienen, porque por dentro están vacías. No es malo tener lo mejor, el error está en pretender que son nuestras posesiones las que nos hacen valiosos ante los demás. Cuando el ser humano aprenda a comunicarse con la verdad y a valorar, lo mucho o poco que tiene, en ese momento aprenderá, el verdadero valor de lo que dejo pasar.

Reflexionemos lo siguiente “Si todos estuviéramos contentos con las cosas tales como son, nunca las mejoraríamos. Hacer hoy lo mismo que ayer y lo que el año pasado, es retroceder. Las personas más útiles son aquellas de aguda percepción, de acción, de imaginación, de mente elástica, capaces de aprender, desaprender y volver a aprender. Los que pueden vivir en su tiempo o época y avanzar al mismo tiempo” (Mario Góngora H)

La vida es comparable a un camino. Está hecho para caminar, no para dormir sobre él. El destino del hombre es nunca estar satisfecho. Si estamos conformes y contentos con lo que hacemos, nuestra obligación es mejorarnos y mejorar nuestras actividades. No permitamos el estancamiento intelectual, pretendiendo que ya lo sabemos todo. Que la inconformidad sea el acicate para un esfuerzo mayor, sin importar nuestra edad. Estudiemos más, aprendamos más, busquemos siempre la verdad y no dejemos escapar ninguna oportunidad para avanzar. Estemos inconformes, pero llenos de buena voluntad y esperanza. Respecto al tiempo que nos tocó vivir, en México, hemos aprendido a inconformarnos, mas con lo ajeno que con lo propio. Hoy es buen tiempo para ese cambio de mentalidad y de conducta, que sirvan de ejemplo, para quienes nos observan y nos siguen, procurar este ejercicio que en corto plazo dará frutos.

Permitamos que nuestros gobernantes hagan su trabajo y participemos en el ejercicio de la gobernanza del país. Con críticas proactivas y participación social, ayudaremos más que solamente con la crítica frugal desde el corredor.

Organizados civilmente apoyados en los derechos humanos que nos asisten, afloremos los valores del respeto, la honestidad, la colaboración, la enseñanza, la creatividad, la ayuda y sobretodo el valor del servicio. Pensando en retribuir a la misma sociedad que nos vio nacer, algo de lo mucho que nos brindó en las oportunidades para desarrollarnos como seres humanos ¡orgullosos de nuestro país, México!

Hoy la prensa conservadora se ve acorralada por la decisión de las generaciones organizadas. Continuemos la búsqueda honesta del pueblo mexicano, para recobrar el prestigio que otrora tuviéramos en el entorno mundial. Y ayude al desarrollo de nuestro país, para legar con orgullo a las futuras generaciones, aun para las venideras de nuestros nietos, las del siglo XXII

JJDR/ALCRIPNQ/ 7SEPTIEMBRE2019

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close