Reflexión

Reflexión sobre la disonancia social mexicana

Por Ing. J. Julio Díaz Reyes

“El pedir perdón o disculparse, es un acto de honor y humildad por quien lo ofrece y de dignidad y respeto para la Nación que lo solicita”

Reflexionar sobre la conducta social mexicana, experimentada los últimos meses, tal vez los últimos diez. En particular, como consecuencia de la vida política del país. Los medios han provocado una “comunicación” más rápida sí, pero menos veraz, toda vez que la frivolidad de los mensajes ha generado desconcierto, confusión y odio social. Desde luego que la mentira furtiva en el anonimato o en el seudónimo de las redes sociales y los medios, permea con ligereza distrayendo la atención de lo trascendente.

Reflexionar la cuestión ¿Por qué disonancia social? En psicología el término disonancia cognitiva hace referencia al malestar psicológico o tensión interna que percibimos cuando una creencia personal se ve cuestionada por una nueva información incompatible o contradictoria, o cuando nuestras creencias entran en conflicto con nuestro comportamiento. O ante una incongruencia manifiesta nos vemos motivados a buscar ideas nuevas que encajen con nuestras creencias y actitudes para configurar una cierta coherencia interna.

El psicólogo estadounidense Leon Festinger fue el que formuló este concepto por primera vez con la publicación de su obra Teoría de la disonancia cognitiva (1957), donde explica que las personas tenemos una fuerte necesidad de asegurar que nuestras creencias internas, actitudes y conductas son coherentes entre sí. Cuando el ser humano percibe una incoherencia entre sus creencias y su comportamiento se esfuerza en evitar este conflicto para que no le arrastre a la falta de armonía interior. Así esta teoría entró a formar parte de la psicología social.

Prácticamente todos hemos vivido episodios de disonancia cognitiva, esto es, experimentar dos ideas incompatibles y desafiar una de ellas (la que más nos desagrada) con nuevas informaciones a nuestro gusto, o cambiando nuestra

conducta o intentando alterar nuestro entorno. Tenemos tendencia a autojustificar nuestras decisiones, y ante la posibilidad de que hayan sido equivocadas o incorrectas la ansiedad nos puede llevar a defender tercamente esas decisiones o actos. Hasta convertir la pluralidad del rumor en un clamor social, dañino para los mismos individuos, autores de la detracción social, afectando en su conjunto al País al frenar su desarrollo.

Últimamente como consecuencia del nuevo estilo del Ejecutivo Federal, no ha sido menor el gusto por la crítica insana destructiva y la justificación de lo soez desde el anonimato, en la mayoría de las ocasiones. Es muy lamentable ver como la ignorancia nos impide entender el por qué, hoy seguimos siendo un país con muchas diferencias internas, plagado de clasismo, racismo, discriminación, pero sobre todo con una gran falta de respeto por nosotros mismos como País.

Reflexionar también otros comentarios hechos a BBC:

“En este nuevo escenario, con el cambio de régimen que pretende López Obrador, ocurre la controversia por la carta enviada al rey Felipe VI.

Pedir una disculpa por la violencia de hace 500 años es parte de una estrategia de “revisionismo” de la historia, coinciden especialistas.

Hace nueve años, en 2010, el país festejó el bicentenario del acontecimiento. ¿Cuál es ahora la diferencia?…………. Que el gobierno actual pretende recordar el 21 de septiembre de 1821, cuando se firmó el acta de independencia que liberó a México de la soberanía española.

También ese año se pretende recordar la derrota de los aztecas, pues fue en 1521 cuando el ejército de Hernán Cortés se apropió de Tenochtitlán, la capital de esa civilización.

Por eso, el presidente insiste en que 2021 será un año de reconciliación. Pero hay algo más.

“En el fondo lo que hay detrás es un proyecto ideológico y político de instalar su propia visión de la historia”, dice el analista García Soto.

“Modificar algunos pasajes y ponerles el toque del nuevo régimen”. Un contraste que reconoce López Obrador.

En los anteriores gobiernos, que el presidente define como período neoliberal, “no querían ni siquiera que reconociéramos nuestra historia”.

Y asegura: “Hasta negaban los pasajes históricos más importantes”.

“A nosotros sí nos importa la memoria histórica”, insiste. “Independientemente de la postura que se tenga sobre el tema esto abre la posibilidad de la revisión de nuestra historia”.

Cinco siglos después de la llegada española a lo que hoy es México, ¿es necesario pedir perdón por la violencia de esos años?

No, responde Martín Ríos Saloma, académico del Instituto de Investigaciones Históricas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Hay que hacer un proceso de reflexión profunda sobre nuestra propia historia, una relectura de las fuentes para conocer el proceso de conquista y una reescritura del pasado”, le dice a BBC Mundo.

“Más que pedir perdón hay que conocer la historia, de ambas partes del Atlántico. Reconocer que América hispana no puede comprenderse sin reconocer ese proceso de conquista y colonización de la monarquía española”.

Pero que debemos entender para reflexionar los actos del Ejecutivo Federal, revisemos otra nota de Alberto Nájar, BBC News Mundo, México: AMLO: lo que hay detrás del inédito desafío de López Obrador a la histórica amistad entre México y España

El anuncio sorprendió a casi todos: el presidente Andrés Manuel López Obrador envió una carta al rey Felipe VI para que España pida perdón a los pueblos originarios de México por la Conquista que empezó en 1521.

La idea, afirma AMLO, es iniciar un proceso de reconciliación ante el quinto centenario de la llegada de españoles al país.

“Fue una invasión”, dijo López Obrador. “Hubo matanzas, imposiciones. La llamada Conquista se hizo con la espada y con la cruz”.

Por qué 500 años después en México no le perdonan a Tlaxcala que se aliara con el conquistador español Hernán Cortés.

Es la primera vez que un presidente mexicano hace tal propuesta. Hasta ahora las demandas de perdón eran de organizaciones civiles, académicos o pueblos originarios.

López Obrador dice que es necesario cerrar un viejo capítulo. Pero más allá de razones históricas, algunos encuentran argumentos contemporáneos en la controversia. Se trata, explica el analista Salvador García Soto, de una estrategia para consolidar el modelo del nuevo gobierno especialmente en su relación con otros países.

Pero también es un mensaje a los consorcios trasnacionales, que tuvieron un controvertido respaldo en gobiernos anteriores. España es, después de Estados Unidos, el país con mayor inversión extranjera en México, según datos oficiales.

Y en los últimos años algunas empresas españolas han sido vinculadas con casos de corrupción o daños en el medio ambiente.

López Obrador ha dicho que su gobierno no permitirá licitaciones irregulares de obras públicas, ni actos de corrupción.

Algo que recordó al presidente del gobierno de España, Pedro Sánchez, en su visita al país el 30 de enero pasado. “Queremos que en las relaciones de las empresas extranjeras en México haya un comportamiento ético”, subrayó.

“No queremos que las empresas extranjeras actúen violando las leyes o propiciando, aceptando o participando en actos de corrupción, de soborno”.

Así, la actual controversia con España es parte de las nuevas reglas que impulsa el gobierno actual, afirma García Soto a BBC Mundo.

“Políticamente, López Obrador quiere mandar el mensaje de que México ya no es un territorio de conquista, ni para España ni para ninguna potencia”, explica.

“No es un secreto que el presidente quiere desmantelar el antiguo régimen e instalar otro, su famosa Cuarta Transformación”.

En este escenario se mezclan los escándalos donde compañías españolas han sido señaladas de cometer irregularidades……………”

Reflexionar la nota periodística “Hubo matanzas, imposiciones. La llamada Conquista se hizo con la espada y con la cruz” (Redacción BBC News Mundo; 25 marzo 2019).

Pero por otro lado, escuche al presidente Andrés Manuel López Obrador reconocer que si había enviado cartas al rey Felipe VI de España y al Papa Francisco, y aunque dijo, que no se hicieron públicas, reconoció el tema acerca del perdón a los pueblos originarios de México por los abusos cometidos durante la Conquista del país, hace casi 500 años. Desde luego que la forma no la precisó, aunque si el fondo, y si así es, me parece que el origen y la estrategia no se dicen. Pero la amnesia e ignorancia histórica que nos consume, nos impide contra natura despojarnos de actos y dichos perjudiciales para nosotros mismos, en caso de ser autores. “El peor enemigo somos nosotros mismos al no vernos en la escena global como un país orgulloso de nuestras raíces”.

JJDR/AIPNLCR/QRO28032019

 Reflexionar la nota periodística “Hubo matanzas, imposiciones. La llamada Conquista se hizo con la espada y con la cruz” (Redacción BBC News Mundo; 25 marzo 2019).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close